Reducir el azúcar que comes

Cómo dejar de tomar azúcar

Vamos a sacar la bola de cristal… tu propósito de año nuevo era dejar el azúcar, pero resulta que el año avanza y no lo estás consiguiendo… ¿hemos acertado?
No es que seamos adivinas, no. Es que este es un propósito que se repite año tras año y lo cierto es que últimamente está de moda. Pero un propósito sin un plan está bocado al fracaso, por eso no es suficiente con fuerta de voluntad o con decisión. Así que ya que nos interesa esta moda, la vamos a potenciar 😜.

Dejar o reducir el azúcar es beneficioso para la salud, y si, es posible. Pero es muy importante saber que no es algo que se consiga de inmediato, requiere de un proceso y de un tiempo que va a depender de cada persona. Del punto del que partes (si tomas mucho azúcar o poco, muchos alimentos procesados o no…) , del punto al que quieres llegar (reducir consumo, retirada parcial…), del entorno en el que te encuentras y sobre todo, de como te encuentras a nivel psicológico para afrontar este cambio.

En la imagen te dejamos un caminito para que sepas como reducir el consumo de azúcar en un producto consumido con mucha frecuencia en los hogares españoles: EL CHOCOLATE.

¿Cuánto tiempo te va a llevar? Pues siento decirte que no tenemos una bola de cristal que nos hace predecir el futuro. Es importante conocerse para ir subiendo escalones poquito a poco y pasar del chocolate que tiene un 55% de azúcar al chocolate que solo tiene el 7% y que a muchos les rasca la lengua 🤣.

Esta misma escalerita la deberías hacer con todos los alimentos que consumes que están cargaditos de azúcar. Poquito a poco, pasito a pasito, un alimento cada vez, un escalón cada vez. Así no notarás apenas la diferencia, y poco a poco irás consiguiendo tu objetivo.

También te decimos que lo de la escalerita hace falta cuando empezaste por el alimento más azucarado. Es decir, si llevas toda tu vida comiendo chocolate con azúcar, yogures de sabores, etc etc, tu paladar está acostumbrado a un nivel de dulzor alto, por lo que tenemos que ir rebajando poco a poco, para que se vaya habituando a la reducción. Pero si ofreces directamente a los niños desde el principio alimentos que no llevan azúcares añadidos, te adelanto que te llevarás alguna que otra sorpresa. Y es que su paladar aún no está acostumbrado al sabor tan dulce, así que suelen aceptarlos y saborearlo con mucho gusto. ¡Ahórrales el enganche al azúcar, mejor para ellos!

Y cuando te entren dudas de si podrás continuar reduciendo tus consumos de azúcar, ten presente una cosa: si solo consigues llegar a la mitad, pues ya estás tomando la mitad de lo que tomabas. ¡Es un gran logro! Vale más eso, que no forzarte en conseguirlo rápido, y acabar volviendo a los alimentos hiper azucarados. Esto es una carrera de resistencia, no de velocidad. ¡No lo olvides!

Y recuerda que si necesitas una nutricionista que te brinde ayuda especializada,  puedes escribirnos y te ayudaremos encantadas.

Cada semana encontrarás en nuestro blog nuevas recetas saludables para toda la familia  y también ideas de desayunos y meriendas saludables, cenas fáciles y rápidas, además de pautas para facilitarte el inculcar una alimentación saludable.  Somos nutricionistas especializadas en alimentación familiar, nos gusta trabajar aportando soluciones reales, fáciles y sobre todo, divertidas.